El arte de educar

2 septiembre, 2011

Ilíberis entre los años 50 y 305

Filed under: Los solares de la Casa del Gallo — albayalde @ 10:34 am

José Luis Font Nogués

Han llegado a la Ilíberis romana noticias de un judío llamado Jesús que ha sido crucificado. Se le llamaba el Cristo, el Mesías prometido para la religión hebrea, y sus seguidores han comenzado a llamarse cristianos en la ciudad de Antioquia. Esta nueva religión se ha extendido con rapidez por todo el imperio y algunos seguidores han llegado hasta aquí, enviados por el primer apóstol Pedro; han entrado por el puerto de Abdera (hoy Adra) y desde ahí se han ido afincando en diversas poblaciones. Son los llamados varones apostólicos: Tesifón, que predicó el cristianismo en Berja; San Indalecio, que predicó en Almería; San Torcuato, que lo hizo en Guadix; y así hasta siete. Entre los años 62 y 64 llegó a esta tierra de Ilíberis uno de estos enviados llamado Cecilio y se dedicó a explicar esta nueva religión, ganó discípulos que se bautizaron y fueron llamando a esta nueva convocatoria. Cecilio formalizó la jerarquía de esta asamblea cristiana y ordenó presbíteros, siendo él quien tenía plenos poderes sacerdotales y, por eso, era su epíscopo. Pero Cecilio tuvo a su lado gente que le miró mal y disgustó a las autoridades romanas; cuenta la tradición que fue encarcelado en uno de los paños de las murallas exteriores de la ciudad, hacia el oriente -puerta o castillo de Hernán Román, donde estuvo la puerta de los Estandartes (PF, 95)-, y que más tarde fue llevado por el valle del río, aguas arriba, y fue ejecutado en el que hoy es considerado como Sacro Monte.

Por todo el imperio hay oleadas de persecuciones contra los cristianos hasta el inicio del siglo IV. La última y la más cruel fue la que promovió el emperador Diocleciano. Justamente al finalizar esta persecución, las autoridades cristianas de Hispania convocan una reunión a la que acuden obispos, 24 presbíteros y unas decenas de diáconos. Es el el encuentro conocido como Concilio de Elvira, el primero de los que se convocarán en Hispania y estamos en el año 305, aproximadamente. El lugar de la reunión es desconocido, pero se puede decir que sería próximo al lugar donde se encuentran los solares que luego serían de la Casa del Gallo porque cerca, en la zona alta de la colina de Ilíberis hay restos arqueológicos romanos que hacen suponer que erea el centro de la ciudad, donde se situaría el foro y la basílica. Se levanta acta de este concilio y en ellas se lee quiénes han asistido y qué han concluido. Han asistido, entre otros, el obispo Flaviano de Ilíberis y el obispo Osio de Córdoba. Entre las conclusiones hay 81 cánones relativos al fomento de la vida cristiana. Estos cánones vienen a introducir mayor rigidez a la vida cristiana y duras penas para los infractores.

_____________________________

Bibliografía:

Pozo Felguera, Gabriel. Albayzín, solar de reyes. Colección Granada y sus barrios nº 1. Caja General de Ahorros de Granada-Obra Social. Ed Comares 1999

22 febrero, 2009

La Iliberis romana

Filed under: Los solares de la Casa del Gallo — albayalde @ 9:02 pm

José Luis Font Nogués

La política del impero romano hace unas divisiones territoriales. Una de ellas, en donde nos encontramos, en la cuenca del río Genil; la otra se divisa mirando desde aquí al oeste. Estas colonias romanas se ponen su centro en poblados que ya existían: Ilíberis (hoy Granada) e Ilurco (hoy Íllora). Los romanos fundan otras ciudades en centros poblacionales ya existentes: Basti (hoy Baza), Acci (hoy Guadix) y Sexi (hoy Almunécar), citada por el geógrafo griego Hecateo de Mileto en el siglo IV antes de Cristo.

Estamos pisando, por tanto, tierras de la Ilíberis romana. Vemos sobre la pequeña colina la ciudad romana con dos vías que se cruzan perpendicularmente en la zona que se le llama el foro. Hemos encontrado restos de la ciudad romana y la muralla que atraviesa mi solar, sobre el que ahora piso. Hay templos dedicados a los dioses que tienen historias parecidas a las de los humanos, llenas tanto de virtudes y perfecciones como de vicios y defectos; dioses de gran categoría presididos por Júpiter, padre de todos ellos, o de pequeños dioses lares o del hogar. Todo el lugar está impregnado de la cultura romana: en la ciencia, en las artes, en el comercio, en el lenguaje. Ahora las monedas acuñadas tienen las inscripciones latinas Iliber e Iliberi, algo parecidas a los nombres utilizados por Ptolomeo y Plinio para hablar de nuestra tierra, Iliberis y Iliberri, respectivamente (PF, 18).

Frente a nosotros y hacia el oeste, a unos diez kilómetros, y hacia el sur de una pequeña sierra, se ve ya otra población romana llamada Castilla que consta de mansiones, acueductos y cementerios.
__________________________

Bibliografía:

Pozo Felguera, Gabriel. Albayzín, solar de reyes. Colección Granada y sus barrios nº 1. Caja General de Ahorros de Granada-Obra Social. Ed Comares 1999

28 enero, 2009

Al amparo de Sierra Nevada

Filed under: Los solares de la Casa del Gallo — albayalde @ 6:04 pm

José Luis Font Nogués

Hace tiempo que ha salido el sol. El día anunciado ha seguido su curso y la inmensa esfera roja se oculta por el poniente. La mayoría de las jornadas veo así el límite del horizonte traspasada las sierras y por donde el río se pierde con el caudal de hermanos menores rumbo al océano abierto.

sierranevada11

Callada resplandece la luna sobre el manto nevado de la sierra, coqueteando con la sucesión de montes, ocultándose con sinuosos embrujos por valle. Sube la luna hasta su máximo resplandor y, rendida, como con un desvaído, deja salir de nuevo al sol.

Una civilización y otra se suceden también en esta contemplación y, periodo tras periodo, dejan bajo tierra mil sucesos que alegran, entristecen, intrigan o interesan para comprender a los pobladores de estas tierras.

¿Quién levantó este paraíso, esta vega, esta agua, este vergel, que atrajo a tantas personas para esparcir las almas, sus reinos y riquezas, sus anhelos de felicidad? ¿Qué hombres se fijaron en estas variadas colinas y amables valles para posar en ellos su morada? ¿Quién fue capaz de modelar ocultos jardines desde los que se contemplara tan singular belleza? ¿Qué aportaron tantas culturas para conseguir Granada? (more…)

Blog de WordPress.com.