El arte de educar

17 febrero, 2010

Sobre la “hechura interior”

Filed under: Hechura interior — albayalde @ 10:22 am

Para los seres humanos son de interés esas corrientes interiores que corren cual ruidosas torrenteras o por bellos cauces tranquilos hasta despeñarse en cataratas o, serenas, alcanzar la mar.

Esa hechura interior se inicia en las características personales -en parte innatas-, pasa por las disposiciones adquiridas con hábitos de actuación, llega al trabajo o actividad que estructura al hombre y está inmersa en las relaciones más próximas familiares y de amistad con otros seres personales.

Los entornos en los que se desenvuelve la persona establecen unos vínculos que exigen también determinados comportamientos que, a su vez, son expresión externa de la hechura interior; entre esos entornos podemos enumerar la ciudad y la naturaleza. Otros dos elementos están también presentes en la persona: las aficiones, el descanso y los medios materiales de uso personal que la economía hace administrar.

La interioridad y exterioridad de la persona gozan de íntima unidad. Por un lado, no se entiende la separación de ambos aspectos; por otro lado, ambos aspectos se exigen mutuamente.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: